Monday, September 30, 2013

"La Regenta," por Leopoldo Alas "Clarin"



Basta decir que “La Regenta” es mucho “La Regenta.”

Cuando se trata de cosa tan clasica como puede ser éste obra monumental de Leopoldo Alas, “Clarín,” poco sentido tiene el declararlo “bueno” o “malo.” Mas seguro es alistarse con los en “pro,” que tampoco cuesta tanto con un libro de valor tan indiscutible.

Mejor escarbar unas cuantas palabras acerca de cómo “Clarín” hacia su trabajo y de que va este enorme esfuerzo.

La historia se trata de una lucha entre dos hombres, rivales sociales, y enemigos espirituales, para seducir a una bellísima casada, Ana Ozores. Como está casada con hombre que fue “Regente” sobre la pequeña ciudad bajo escrutinio, Vetusta (que dicen que se trata de Oviedo), todo el pueblo la hayan puesto el mote de “La Regenta” y asi un señal del modernísmo utilizado por el autor, de su íntima relación con lo que se califica como lenguaje (y mentalidad) de la calle.

“La Regenta,” como libro, es una ópera epica, con un ejercito to personajes que representan lo mas barriobajero hasta las alcurnias mas altas. Lo peor de Clarin is su técnica de introducir los personajes todo de entrada, de sopetón, lo cual requiere del lector que se vuelve atrás para confirmar de quien esta hablando y como son.

Esto hace la lectura mas difícil, y menos placentera que una obra donde los temas y personajes estan mejor tejidos.

Através de su mege a trois, el libro es todo un comentario sobre los vaivienes de una sociedad cerrada y católica a fines del Siglo decimonico. Obviamente, La Regenta, casada como es con un viejo de la alta sociedad, no puede consumar la relación sexual que le brinda el seductor, Don Alvaro Mesías.

El Provisor de la catedral, prominente miembro del clero, tampoco puede ser honesto consigo, ni con los demás, sobre su deseo de pelar la bella confesante. En estos conflictos, y los de carácteres menores, se investíga de pies a la cabeza la iglesia católica Española, la socieded que rige, la política progresísta, y la mente proletario de la epoca.

Tampoco son del todo tejidos estas discusiónes del antiguo periodista Alas, pero cuenta con suficiente talento e ideas para enganchar un lector dispuesto a “estudiar” su obra mas que simplement leerlo.

Se siente este libro-de-sexo-casi-sin-sexo como se lo ha vivído el sexo en España durante siglos. Lento, sugeriente, descriptívo, espíritual, “La Regenta” calienta al lector baron y viríl hasta dejarle con ganas de saltar la página y cumplir lo que Mesías y El Provisor tarden tanto en iniciar.

Guiado por las mismas reglas que la sociedad retratada, Clarín no se nos pega con gran sorpresa al fín de su tragedia, pero aún asi queda sorprendente la resolución aquí en oferta.